Saltar al contenido

Tortugas marinas

Las tortugas marinas son criaturas fascinantes que han existido en nuestro planeta durante millones de años. A lo largo del tiempo, estas criaturas han capturado la atención y la curiosidad de los científicos, biólogos y amantes de la naturaleza por igual. Aunque son animales magníficos, estas especies enfrentan muchos desafíos en su entorno natural y su existencia está en peligro debido a la actividad humana y el cambio climático.

Las tortugas son reptiles que se distinguen por su piel cubierta de escamas. Su reproducción a través de la puesta de huevos en tierra firme y su estructura ósea o cartilaginosa desarrollada a partir de la caja torácica, que les sirve como protección y está compuesta por el caparazón o espaldar en la parte dorsal y el plastrón o peto en la parte ventral.

En este artículo exploraremos la vida de las tortugas marinas, su papel en los ecosistemas marinos y las amenazas que enfrentan. También hablaremos sobre lo que podemos hacer para ayudar a proteger a estas criaturas en peligro de extinción.

¿Por qué son importantes las tortugas marinas?

Son una especie necesaria en el ecosistema marino. A través de su alimentación ayudan a mantener el equilibrio en el océano al consumir medusas y otros animales marinos. Juegan un papel importante para la salud de los arrecifes de coral, ya que su actividad de pastoreo mantiene a raya el crecimiento de las algas que compiten con los corales.

¿Cuántas especies de tortugas marinas hay?

Hay siete especies de tortugas marinas en todo el mundo: la tortuga carey, la tortuga verde, la tortuga boba, la tortuga laúd, la tortuga plana, la tortuga de Kemp o tortuga lora y la tortuga de río o caguama. Todas estas especies están en peligro de extinción debido a la pérdida de hábitat, la caza furtiva y la contaminación.

Tipos de tortugas marinas

Hemos desarrollado una serie de artículos con los diferentes tipos de tortugas marinas:

Tortuga laúd

La tortuga laúd, también llamada tortuga baula, tortuga coriácea o tortuga cana, es la especie más grande de tortuga marina en el mundo. La Dermochelys coriacea puede alcanzar una longitud de hasta 2 metros y pesar más de 500 kg. Su nombre común, «laúd», se debe a la forma de su caparazón, que se asemeja a la caja de resonancia de un laúd.

tortuga laúd - tortuga marina

Tortuga boba

Después de la tortuga verde (Chelonia mydas), la tortuga boba (Caretta caretta) es la segunda especie de tortuga marina más común en todo el mundo. Se encuentra principalmente en aguas tropicales y subtropicales, también puede avistarse ocasionalmente en aguas más frías, como en el sur de Noruega, Canadá, Rusia y los Estados Unidos. Su área de distribución se extiende desde los 70 grados de latitud norte hasta los 35 grados de latitud sur, llegando incluso hasta el Río de la Plata en Argentina. Se cree que esta especie no habita en el Pacífico ni en el norte de Sudamérica.

tortuga boba - tortuga marina

Tortuga carey

La tortuga Carey (Eretmochelys imbricata) es una de las especies de tortugas marinas más hermosas e icónicas del mundo, reconocida por su caparazón marrón-rojizo y su piel moteada. Desafortunadamente, esta especie se encuentra en peligro de extinción debido a la caza furtiva y la degradación de su hábitat

tortuga carey - tortuga marina

¿Dónde viven las tortugas marinas?

Viven en todos los océanos del mundo, desde las cálidas aguas tropicales hasta las frías aguas del Ártico. Pasan la mayor parte de su vida en el agua, pero salen a la playa para poner sus huevos.

tortuga carey en el oceano
Tortuga carey nadando por la zona de las islas Maldivas

¿Cómo nacen las tortugas marinas?

Las tortugas marinas ponen sus huevos en la playa en nidos que excavan con sus patas traseras. Después de un período de incubación de unos 60 días, las crías emergen de los huevos y hacen su camino hacia el mar. Solo una pequeña fracción de las crías sobrevive hasta la edad adulta.

¿Cuánto tiempo pueden vivir las tortugas marinas?

Pueden vivir mucho tiempo las tortugas marinas. Incluso vivir hasta 80 años en la naturaleza pero su esperanza de vida se ha visto comprometida por la actividad humana. Las organizaciones de cuidados de las tortugas marinas toman medidas para preservar su hábitat y minimizar las amenazas que enfrentan y para asegurar la supervivencia de esta especie.

¿Qué come la tortuga marina?

Son animales carnívoros que se alimentan principalmente de algas, medusas, crustáceos, cangrejos, esponjas, moluscos y otros invertebrados marinos.

Algunas especies de tortugas marinas, como la tortuga verde (Chelonia mydas), tienen una dieta principalmente herbívora y se alimentan de algas y pastos marinos. Otras especies, como la tortuga laúd (Dermochelys coriacea), son depredadores que se alimentan principalmente de medusas.

La dieta también puede variar según su edad y tamaño. Por ejemplo, las tortugas marinas bebes suelen alimentarse de pequeños invertebrados, mientras que las tortugas adultas pueden alimentarse de presas más grandes.

¿Qué podemos hacer para ayudar a las tortugas marinas?

Hay muchas cosas que podemos realizar para ayudar a la tortuga marina.

En primer lugar,  minimizar la huella de carbono y reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles. La contaminación del océano está amenazada, por lo que debemos asegurarnos de desechar adecuadamente los desechos y evitar arrojar basura en el agua.

Apoyando a las organizaciones que trabajan en la conservación de las tortugas marinas y su hábitat. Estas organizaciones trabajan en la protección de las playas de anidación, la implementación de prácticas de pesca sostenibles y la eliminación de los desechos marinos. Donar tiempo, dinero o recursos puede ser una forma efectiva de ayudar a estas organizaciones y apoyar su trabajo.

Otra forma en que podemos ayudar es educando a otros y las juventudes sobre la importancia de las tortugas de mar y la necesidad de su conservación. Compartir información y recursos en las redes sociales, involucrarse en proyectos de educación ambiental y fomentar el uso de prácticas sostenibles puede ayudar a crear conciencia sobre la importancia de preservar esta especie.

¿Qué amenazas enfrentan las tortugas marinas?

A mayores de las formas específicas en las que podemos ayudar a las tortugas de mar que hemos visto en apartado anterior, hay que comprender algunos de los factores que las amenazan y ponen las tortugas en peligro de extinción. La pérdida de hábitat es uno de los mayores factores de amenaza, ya que muchas especies dependen de playas específicas para anidar y de áreas de alimentación específicas para sobrevivir.

La contaminación es otro factor de amenaza significativo para las tortugas marinas. La basura marina, como los plásticos y los desechos de pesca, pueden dañar o matarlas cuando las ingieren accidentalmente o quedan atrapadas en ellas, es triste ver a tortugas con plástico u otros desechos. Los productos químicos y los contaminantes pueden afectar la salud y el desarrollo , y hacer que sean más vulnerables a enfermedades y otras amenazas.

tortuga marina con plastico
Los plásticos son una de las mayores amenazas para las tortugas marinas, y representan una de las principales causas de muerte de estas criaturas en todo el mundo.

La caza y la pesca excesiva también son amenazas, especialmente en algunas partes del mundo donde se consideran una fuente de alimento o un producto comercializable. También pueden quedar atrapadas en las redes de pesca y otras trampas, lo que puede causar lesiones graves o la muerte.

Las tortugas marinas migran largas distancias

Las tortugas marinas migran largas distancias para anidar y alimentarse. Algunas especies migran hasta 2000 km entre su área de alimentación y el lugar de anidación.

Tortugas marinas en la costa
Las tortugas marinas son visitantes comunes en las costas de muchos países, y sus actividades en la costa son de gran interés para los científicos, biólogos y amantes de la naturaleza. Durante la temporada de anidación, que puede variar según la especie, las tortugas marinas viajan cientos o miles de kilómetros desde sus lugares de alimentación en el océano para poner sus huevos en las playas. Este proceso es de gran importancia para la supervivencia de la especie. También se acercan a las costas para alimentarse en ocasiones. Durante estos períodos se debe tener precaución y respetar su hábitat natural.

Ciclo de vida de la tortuga marina

El ciclo de vida de una tortuga marina es un proceso fascinante que consta de tres fases principales: alimentación, migración y reproducción. Estas fases se repiten con cierta periodicidad a lo largo de su vida, y están estrechamente relacionadas con los diferentes hábitats que frecuentan.

Alimentación

Las tortugas marinas tienen una alimentación variada que varía según la especie, y sus dietas cambian a lo largo de su desarrollo. Las crías se alimentan principalmente de forma omnívora en la superficie durante su primera fase oceánica, mientras que los juveniles y sub-adultos se desplazan a zonas poco profundas próximas a las costas en busca de alimento, donde la abundancia de alimento es mayor. Estas áreas suelen ser zonas de plataforma continental o hábitats neríticos.

Migración

La fase de migración es otra etapa en la vida de las tortugas marinas. Durante esta fase, las tortugas pueden recorrer largas distancias para buscar nuevos hábitats de alimentación o para reproducirse en las playas de anidación. Durante estas migraciones, las tortugas pueden enfrentar peligros como la captura accidental en artes de pesca o el impacto de embarcaciones.

Reproducción

Finalmente, la fase de reproducción es una etapa crucial en la vida de las tortugas marinas. Durante esta fase, las hembras se dirigen a las playas de anidación donde desovan los huevos. Eligen la playa con las condiciones de la arena deben ser adecuadas para la incubación de los huevos. Las crías nacen en la playa y deben emprender su propio viaje hacia el mar para comenzar su ciclo de vida.

tortuga verde en la playa
Tortuga verde en una playa del estado de Hawaii para realizar una puesta de huevos.

Regulación de temperatura corporal de las tortugas marinas

Las tortugas marinas son poiquilotermos o ectotermos, lo que significa que su temperatura corporal varía según la temperatura del medio ambiente. Para mantener su organismo en funcionamiento, necesitan calentar su cuerpo al sol o mediante el contacto con elementos más calientes. Debido a esto, su distribución geográfica está acotada principalmente a aguas tropicales y subtropicales, y en aguas más templadas necesitan captar calor solar flotando en la superficie con mayor frecuencia. La excepción a esto es la tortuga laúd, que puede encontrarse en aguas circumpolares gracias a una gruesa capa de grasa que la aísla de las temperaturas frías del medio.

Están protegidas por la ley las tortugas marinas

Las tortugas marinas están protegidas por la ley en muchos países. Es ilegal cazar, capturar o matar o dañar sus hábitats en la mayoría de las áreas.